jueves, 29 de noviembre de 2012

La movida, ¿fenómeno cultural o estrategia política?

Aprovecho que todavía tengo tiempo para actualizar antes de empezar a estudiar como una esclava para los dichosos exámenes de enero para hacer un post sobre la movida madrileña.
Nunca me había interesado este tema hasta que hace unos días di con un libro apasionante titulado "El futuro ya está aqui", escrito por Héctor Fouce, periodista musical y doctor en Ciencias de la Información, entre otras cosas, y así por casualidad, me empecé a interesar por el tema.
Además, el prólogo está escrito por el gran ¡Mario Vaquerizo!, que para variar tiene que estar en todos los saraos. Él, como podéis imaginar no fue testigo de los hechos que se dieron en el Madrid de la época de los años 80, pero de la mano de Olvido, ha sido capaz de imaginarse una época en la cual, en mi opinión, encajaría a la perfección.
Dudo que alguno de vosotros no sepáis lo que fue la Movida, y no especifico madrileña, porque este fue un fenómeno que se dio simultáneamente en todo el territorio español, a pesar de que la capital fuese su principal foco de difusión.
Podría sacaros una definición perfecta de cualquier periodista musical, político o músico que pudieron experimentar aquellos cambios pero como este es un blog personal, prefiero haceros una definición propia de la Movida.
Esta fue resultado de los cambios que se produjeron en España tras la muerte de Franco y el fin de la dictadura, el auge de la libertad de expresión y la llegada de las tendencias internacionales en cuanto a arte, literatura, música y demás bagaje cultural. Todos ellos fueron determinantes en la acuñación de este término y la aparición de una contracultura que rechazaba toda manipulación política y reivindicaba la liberación de los instintos artísticos de sus máximos exponentes.
Estos viajaban a EEUU e Inglaterra principalmente para empaparse con las nuevas modas que tenían lugar allí y con los nuevos géneros musicales que ya se habían desarrollado en estos países.
No es ajeno a todo ello el hecho de que esto ocurriera durante la Transición, un período caracterizado por la libertad de expresión y la proclamación de un régimen democrático que dejaba exprimir al máximo la creatividad de los artistas.
Se empezaron a crear grupos musicales que tomaban como inspiración el punk surgido en Gran Bretaña y EEUU, entre los que podemos mencionar Alaska y los Pegamoides, Gabinete Caligari, Parálisis Permanente y muchos otros.
Fueron años de libertad musical, de desarrollo de la creatividad y el arte pero también de desenfreno, drogas y escándalo. Y no quiero ni contar si lo vemos desde el punto de vista de los más conservadores. En el extremo contrario se encuentra Tierno Galván, alcalde de Madrid que comienza el ejercicio de sus funciones en 1979 y que fue el principal político impulsor de la movida. Uno de sus momentos más recordados fue cuando, en un festival de música en febrero de 1984, el querido Tierno, terminó su discurso con la frase: "Y ahora, a colocarse y al loro".
No sé a vosotros pero antes de leer una sección dedicada en el libro al tema que voy a mencionar, a mi ya me sonaba a eso, ¡ESTRATEGIA POLÍTICA!
Queremos gobernar y el PSOE siempre hemos sido muy de apoyar los movimientos intelectuales y la cultura, pues aprovechemos que la juventud está inmersa en esta oleada de modernidad para ganar adeptos apoyando la causa. Perdóname Tierno desde donde estés, no te llegué a conocer y no niego que fueses un rockero de los que ya no quedan, pero de ahí a pronunciar esa frase hay un largo trecho.
Como veo que me estoy extendiendo más de lo normal, cosa muy rara en mí ( nótese la ironía ) os dejo con unas cuantas fotos como siempre y unos vídeos de algunos de los grupos más emergentes de esos años, ¡ATENTOS A LAS LETRAS que tienen su miga!

Atención a las pintas de Alaska, los pendientes de flamenca a juego con la americana y los collares de plastiperlas que compraba yo en el chino cuando tenía 15 años. Y en cuanto al colorete, las cejas cortadas, la falta de pelo para tanto moño.... En fin, quién te ha visto y quién te ve, querida.
http://www.youtube.com/watch?v=2vyu5ex2aQc Horror en el hipermercado (1980)


Y con todos ustedes, ¡Parálisis Permanente! Mientras que estos eran calificados como más underground, Alaska y los Pegamoides eran los comerciales puros y duros. He de decir que si hablamos de elegancia no comparemos. En cuanto a las letras, aquí os dejo un fragmento de Quiero ser santa.
                                                              Quiero ser canonizada
                                                              azotada y flagelada
                                                              levitar por las mañanas 
                                                              y en el cuerpo tener llagas.
                                                              Quiero estar aconjogada
                                                              alucinada y extasiada
                                                              tener estigmas en las manos
                                                              en los pies y en el costado
                                                              ¡Quiero ser santa!
                                                              ¡Quiero ser beata!

http://www.youtube.com/watch?v=vHWKOxbRyac

Y como en este blog nos gusta la modernez/horterismo/fiebrevintage, aquí os dejo una foto con los Gabinete Caligari. Este grupo paso por varias fases en cuanto a estilo musical se refiere, siendo uno de sus más conocidas etiquetas el "rock torero", una mezcla entre el after-punk y la música pseudo-folclórica, no hay más que ver la chaqueta del de las patillas.
"Que dios reparta suerte" es uno de sus temas más destacables.
Os dejo con el enlace de la canción.
http://www.youtube.com/watch?v=7cm2gm4Ajic
PD: Este texto es meramente informativo, se recomienda que las conductas presentes en él no las practiquen en sus casas.


3 comentarios:

  1. Yo siempre he sido muy de la movida <3

    Muchas gracias por el comentario, me ha hecho mucha ilusión.

    un beso!

    ResponderEliminar